La traducción o la vida

De prioridades, dilemas, aciertos y equivocaciones

Vacaciones Santillanaaaa

Ay, no, que esas son las de verano. ¿No hay canción para las de Semana Santa? Pues debería. A mí son las que más me gustan, porque los viajes son más baratos, hay menos gente y el tiempo es más agradable que en verano, que pega un Lorenzo que es “demasiao”.

Para mí las vacaciones son la parte más importante del trabajo, porque es cuando cargo las pilas y acumulo inspiración, ánimos y buen rollo, imprescindibles para poder ejercer cualquier labor autónoma y, cómo no, la nuestra.

¿Qué es lo que más os gusta hacer en vacaciones? Apuesto a que la mayoría de vosotros dirá que viajar (si es que lo llevamos en la sangre) pero, desgraciadamente, no siempre hay presupuesto.

Otra opción muy recomendable es el deporte, que en esta época se hace muy a gusto. Yo acabo de comprarme unos patines (la próxima vez me llevaré la cámara para grabar las caídas), y estoy decidida a ir siempre que pueda un ratito a patinar, que luego duelen los muslos y eso significa que es bueno.

También está la bici, que en mi caso es más un castigo que una recompensa, porque soy una negada. Estoy mirando bicis estáticas de segunda mano para ir entrenando en casa antes de salir al campo (realmente lo necesito). Se aceptan ofertas.

Las vacaciones de balneario se han puesto de moda por lo estresado que está todo el mundo. Los traductores no somos una excepción, y creo que dejarse querer de vez en cuando le viene bien a cualquiera, ¿a que sí?

En este caso, mi spa ha sido Port Aventura (!!!!!!). Me lo he pasado en grande, y he soltado mucha adrenalina, cosa que me vendrá genial cuando tenga que tratar con algún cliente porculero pesado, y también he reservado algunos días para el dolce far niente, imprescindible para la relajación de la mente humana.

Me parece muy importante reservarnos tiempo libre para nuestras actividades, esas que no tienen nada que ver con la traducción (aunque no nos la podamos quitar de la cabeza), y no utilizar todo nuestro tiempo libre en cursillos, visitas a clientes o nuevas agencias, nuevos idiomas… Tenemos que relajarnos más, porque aunque pensemos que es tiempo perdido, en realidad es tiempo invertido en nuestro bienestar mental (y también físico, según el caso), que nos hará ser más felices y más productivos en nuestro trabajo.

A mí es que esto de darle gusto al cuerpo me llena.

¿Qué opináis? ¿Creéis que las vacaciones son tan necesarias para todo el mundo? ¿Sois de los que no sabríais que hacer con 30 días de vacaciones, como los americanos? ¿Cuáles han sido vuestras mejores vacaciones? ¿Notáis la diferencia al volver? ¡Venga, pongámonos en modo redacción de colegio!

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: