La traducción o la vida

De prioridades, dilemas, aciertos y equivocaciones

Adaptarse

En el periódico de San Vicente

En el periódico de San Vicente

Hace unos días participé en un curso para emprendedores organizado por Jovempa (Asociación de Jóvenes Empresarios de Alicante). Hasta salimos en el periódico, jejeje. El curso ocupaba 4 mañanas, y cada día se trataba un tema diferente (plan de empresa, fiscalidad, subvenciones y propiedad intelectual), todos interesantísimos. No os quiero aburrir con los detalles que nos explicaron allí, pues me daría casi para un libro, sino que más bien quiero hablaros de una impresión con la que me quedé: muchos de los allí presentes QUERÍA emprender, sino que se sentían OBLIGADOS a hacerlo, pues no tenían esperanza de encontrar trabajo por cuenta ajena.

Y cuando tenemos seguridad, ¡a vivir la vida loca!

Y cuando tenemos seguridad, ¡a vivir la vida loca!

Como nosotros, los traductores, ya salimos de la carrera intuyendo que nuestro futuro profesional pasa por ser autónomos (aunque entiendo que esta situación no es la más normal en España), me dio por pensar en lo difícil que debe de ser plantearse crear una empresa para todas esas personas cuyo objetivo en la vida es conseguir estabilidad y seguridad, más que las aventuras y desventuras propias de un empresario (que los autónomos lo somos, no os olvidéis).

Pelis para niños con mensajes para adultos

Pelis para niños con mensajes para adultos

Ayer vi la película Los Croods (que me gustan a mí las pelis para niños, ¿qué pasa?). Para los que no lo sepáis, trata de una familia de cavernícolas que viven la desintegración de Pangea en diferentes continentes; todo el día enfrentándose a terremotos, erupciones volcánicas… Claro, todo exageradísimo, pero para el caso es igual: se ven obligados a olvidarse de las reglas que, hasta entonces, les habían mantenido a salvo, e incluso a renunciar a vivir en una caverna: su refugio, su hogar. Deben adaptarse a la nueva situación con la que se encuentran.

Me acordé de todas esos compañeros que se ven obligados a convertirse en empresarios, y me di cuenta de que la grandeza del Ser Humano es precisamente esa: el haber sido capaces, a lo largo de nuestra Historia, de ADAPTARNOS a todos los cambios con los que nos hemos ido encontrando. Y fui un paso más allá: las Revoluciones (la Francesa, la Industrial, la Tecnológica, de la que todos nosotros hemos sido testigos) y las crisis (esta en minúscula, ¿eh?) no son más que dos caras de una misma moneda: son los resortes del cambio, y tan traumático resulta el cambio devenido de una Revolución como el de una crisis. ¿O es que no sufrió la nobleza la Revolución Francesa? ¿No sufrieron los obreros la Revolución Industrial? ¿No han sufrido muchos trabajadores estos últimos años al verse obligados a cambiar por completo su forma de trabajar, incorporando las nuevas tecnologías, si no querían verse en la calle? Evidentemente, nos sentimos más identificados, o nos solidarizamos más, con unos grupos que con otros, pero en todo caso son PERSONAS las que han tenido que adaptarse… o morir (en algunos casos, sí, literalmente).

Por eso, quiero hacer un llamamiento más al optimismo. Crisis es oportunidad. Qué original. Pero es del todo cierto. Emocionémonos porque estamos siendo testigos y artífices, muchos sin darse cuenta, de un cambio de Era. Si nos dejamos arrastar por el pesimismo, ese cambio será sin duda a peor; pero si cogemos el toro por los cuernos y aprovechamos esta oportunidad que nos brinda la Historia para cambiar el mundo, cada uno en la medida de sus humildes posibilidades, tened por seguro que algo muy bueno saldrá de todo esto.

Y, sí, no soy ni la primera ni la última que suelta este discurso pero, como es lo que pienso, no me quedo sin decirlo. ¡Hombre, ya!

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Adaptarse

  1. Renovarse o morir. Aunque discrepo en el sentido de que si no encuentro trabajo, tengo que emprender por obligación.

    • Hola, emprenderinspain:
      Gracias por tu comentario.
      Yo tampoco creo que haya que emprender por obligación, por supuesto, sino que comentaba que hay mucha gente que no ve otra salida, lo cual no significa que no la haya. Además, creo que para crear una empresa es indispensable hacerlo con la mayor de las ilusiones, y que no tiene mucho sentido hacerlo “por obligación”. Sin embargo, estoy convencida de que muchas de las personas que comiencen su aventura empresarial sin esa ilusión que comentaba la encontrarán por el camino, porque esto de ser tu propio jefe tiene “su punto”. Y bien grande.
      ¡Mucha suerte con tus proyectos emprendedores!
      Un saludo,
      Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: